OPINIÓN: Correr el tupido velo

Opinión  / 

Queremos y necesitamos que el CPD sea una entidad útil, no sólo aquella que cada final de año realiza la premiación del “Mejor de los Mejores”. Queremos ser inclusivos en nuestro andar, pero a su vez ser apoyados por todos los que llevamos ese sello de ser periodistas dedicados al deporte.

Por José Luis Fernández Urcelay | Presidente CPD Chile

Concluimos un 2012 olímpico. Un año difícil de olvidar. Las estadísticas son claras y contundentes. Cada estamento esta aportando con fuerza y energía para hacer del deporte chileno algo mejor. El futuro Ministerio del Deporte con mayor presupuesto, el Coch con su actual Presidente tiene el foco en los Odesur 2014, en las mejoras continuas y nueva infraestructura deportiva. En el futbol, la Copa América y el Mundial Sub 17 en 2015, mejorarán con creces los estadios, acompañados por las reformas en la Ley de Violencia en los recintos, auguran años de mucha actividad y de desafíos.

¿En qué está el CPD? Es un actor presente y activo con esta revista, la nueva Web, las continuas capacitaciones, posicionamiento en la AIPS Mundial y en AIPS América hablan por sí solos. La creación de comisiones en bienestar social y de defensa de los derechos de nuestros colegas serán una realidad en 2013. En marzo próximo hay elecciones y este grupo quiere seguir con más experiencia, ya no como remplazo, sino como continuidad abriendo posibilidades infinitas para sus miembros.

Pilar Donoso, hija del escritor José, escribió un tremendo libro que se llama “Correr el tupido velo”, título que identifica la labor fundamental del periodista: indagar, explorar, escudriñar. El CPD aporta eso pero cree que esa labor es de forma grupal, colectiva, formando nuevos medios, buscando la diferencia.

El periodista deportivo es un bicho raro, incomprendido, un pez contra la corriente, mal pagado. Las cifras hablan de $250.000 promedio mensual, nadie con eso puede hacer un buen periodismo. Debemos inteligentemente ganar nuestros espacios, ser abundantes para tener mejores condiciones de trabajo, no quedarnos pegados en el pasado y ver el futuro como proyección mejorada de lo que estamos siendo.

El tema de nuestra profesión esta en boga, dos columnas de periodismo deportivo de dos Premios Nacionales (Edgardo Marín y Felipe Bianchi) en menos de un mes. ¡Nos estamos dando importancia!, 17 libros publicados de deportes en el año y nuevos medios innovadores, son el resultado de una mejora constante. La pregunta presente, la reflexión profunda son los lemas del CPD.

Queremos y necesitamos que el CPD sea una entidad útil, no sólo aquella que cada final de año realiza la premiación del “Mejor de los Mejores. Queremos ser inclusivos en nuestro andar, pero a su vez ser apoyados por todos los que llevamos ese sello de ser periodistas dedicados al deporte.

El CPD tiene que ser algo más que una simple credencial. Poco a poco nuevas generaciones nos hemos ido responsabilizando de su suerte, pero necesitamos mucho más. Precisamos de sus ideas y –a veces- incluso de algo de su tiempo. Queremos escuchar sus críticas y poder responder a ellas con la seguridad de que juntos podremos generar mayores cambios en nuestro entorno.

Periodismo y deporte en Chile, el desafío de crecer. Llego la hora de atreverse a correr el tupido velo que no nos deja ver claramente el futuro y nos desgasta en la lucha, en el ego y en el tener razón. Propongo transformarlo en participación, fluidez, proyectos colectivos y abocarnos a lo que sirve.

*Extracto del discurso de José Luis Fernández en la ceremonia del Mejor de los Mejores el 21 de diciembre de 2012, que fue además, el editorial de la Revista Círculo.

Contenido Relacionado

Sorry, nothing here!